Categories

Posts Tagged ‘hidratar la piel’

¿QUIERES PRESUMIR DE ESCOTE ESTE VERANO…?

Lunes, marzo 7, 2011 @ 10:03 PM
posted by Raquel
0 comments 3.572

visitas

¡Por fin empieza a salir el sol! Comienzan a mejorar los días y aunque sea de forma puntual, todos queremos salir para aprovechar ese ratillo al sol. Empezamos a quitarnos ropa y lo primero que exponemos a las radiaciones es nuestro escote, junto a la cara y los brazos.

Es el momento perfecto para cuidarlo. El tratamiento debe ser similar al de la cara, la piel de esta zona es muy frágil y sensible. Hay factores como el frío, el viento y el sol que lo agreden haciendo que requiera un trato especial.

Los cuidados son muy sencillos, la higiene, la hidratación y siempre la protección pantalla total. Por supuesto, si lo exfolias con productos suaves y utilizas mascarillas hidratantes semanalmente, el resultado será mejor.

Cuando te recomiendo nutricosmética en cápsulas como Arkosol, es porque actúa nutriendo y protegiendo toda la piel de tu cuerpo sin excepciones. Toma tratamientos de dos, tres meses y alterna con periodos de descanso.

En la ducha, deja correr el agua fría unos minutos sobre esta zona. Repítelo todos los días y con el tiempo verás la mejoría.

Si haces ejercicio, busca un deporte que ejercite los músculos de alrededor.

Al dormir evita ponerte de lado.

Si no te cuidas el escote envejece de forma prematura, aparecen manchas, pecas, granitos, se reseca y aparecen las temidas arrugas, incluso grietas consecuencia de una excesiva exposición al sol.

Es tal la importancia de esta parte del cuerpo, que en España, la doctora Elisa Fernández, especialista en Ginecología y Anatomía Patológica,  ha inventado el primer sujetador antiarrugas del mundo. Se utiliza por la noche, corrige las arrugas de esta zona y evita su aparición.

¡Así que ya sabes, aún estás a tiempo para poder presumir este verano de escote!

COSMÉTICA NATURAL Y NUTRICOSMÉTICA PARA LAS PATAS DE GALLO

Viernes, febrero 4, 2011 @ 09:02 PM
posted by Raquel
0 comments 2.486

visitas

Las temidas ¡patas de gallo!,¡qué horror…!.Son esas pequeñas arruguitas que salen en sentido horizontal a los lados de los ojos. Muy finas y casi imperceptibles en su inicio, pero el primer signo de envejecimiento. Tenemos que tener muy claro que nuestro contorno de ojos tiene una piel muy fina y sensible, a la cual hay que prestar una mayor atención y especial cuidado si queremos mantener la juventud de nuestra piel.

¿Por qué aparecen?

Una exposición excesiva al sol. Como consecuencia, la piel se reseca y deshidrata, se destruye el colágeno y la elastina, componentes básicos de la piel y aparecen las primeras marcas alrededor de los ojos. Evítalo con unas gafas de sol con filtro solar.

El exceso de claridad. Como todo,” en exceso es malo…”.En estas situaciones forzamos la expresión durante mucho tiempo, se pierde elasticidad y cuando volvemos a estar con luz normal, aparecen las primeras marcas.

Los gestos que hacemos, al hablar, cuando nos reímos, nos sorprendemos e incluso cuando fijamos la vista. En muchos casos un pequeño defecto de visión sin que nos obligue a utilizar gafas, hace que tengamos una expresión forzada.

Nuestro enemigo el tabaco, que no deja de pasar facturas…El humo es muy molesto si te entra en el ojo o al dar una calada.

Y por supuesto el paso de los años, la edad. La piel pierde elasticidad y firmeza, y como consecuencia aparecen las primeras arrugas, entra ellas, las odiosas patas de gallo.

Ahora que ya lo sabes, evita lo que puedas y actúa.

Utiliza un buen contorno de ojos acorde con tus necesidades, la línea Plante System te ofrece una amplia gama de cosmética natural.

Toma varias veces al año plantas que hidraten tu piel desde el interior como el aceite de borraja en cápsulas, sin efectos secundarios. Altérnalo con Arkosol en las estaciones del año que hay más sol, te ayudará a proteger la piel y conseguir buen color de forma segura.

Como prevención, utiliza el aceite de rosa de mosqueta. Tiene ácidos grasos saturados e insaturados que favorecen la regeneración de la piel.

Hay ejercicios que mejoran su aspecto. Cuando notes los ojos muy cansados, ciérralos y déjalos descansar unos segundos, luego ábrelos manteniendo la posición del ojo. Repítelo varias veces y ejercitarás la zona fortaleciéndola.

¡Prueba y verás como mejoran! 

Luce un moreno envidiable en tus reuniones familiares o de amigos. Con el frío que hace y el sol que brilla por su ausencia… Es más fácil de lo que parece conseguir un color de piel perfecto, utiliza un autobronceador. Si  te pones un vestido escotado como si no, a tod@s nos favorece un poquito de color.

Los autobronceadores de última generación están muy conseguidos, ni te dejan la piel amarilla, ni huelen a rancio. Te proporcionan  un tono dorado, más o menos intenso en función del color base de tu piel.

Te pones morena sin aumentar la producción de melanina, que es la responsable del broceado cuando lo conseguimos exponiéndonos a los rayos solares. Los autobronceadores parece que hacen magia, contienen una sustancia, DHA (dihidroxiacetona), que al unirse con los aminoácidos de la piel y ponerse en contacto con el aire se oxida dando color a la piel de forma progresiva.

Para evitar la aparición de manchas, no te saltes ningún paso en tu aplicación y te sorprenderás del resultado.

Lo primero que debes hacer es exfoliar la piel, eliminando las células muertas para que el color quede uniforme. Luego te hidratas sin dejar ninguna zona. Si te lo aplicas en todo el cuerpo, empieza por los pies y ve subiendo. Cuando llegues a la cara, no la apliques en la cejas ni la raya del pelo. Si quieres resaltar los pómulos, aplica cuidadosamente algo más de cantidad con una esponja. Cuando utilices el producto en todo el cuerpo, dile a alguien que te ayude, hay zonas que te pueden resultar imposibles. Y cuando termines te lavas las manos bien con agua y jabón, se te pueden poner las palmas amarillas. Dependiendo del producto, tienes que esperar un tiempo para vestirte y ducharte, respétalo siempre.

Ante la duda, aplica poco producto y de forma homogénea, siempre estás a tiempo de repetir el proceso, pero si te pasas…

Y ahora ponte el modelo que te apetezca, moren@ todo queda mejor.

 ¡FELICES FIESTAS!

Si te notas la piel apagada, con tono grisáceo y falta de luz, es porque tu rostro necesita  que lo oxigenes y que hagas un tratamiento a fondo que le devuelva el brillo natural.

Como base debes limpiarte e hidratar la piel a diario. ¿La clave ?La constancia, no descuides esto bajo ningún concepto.

¿El secreto de la luminosidad? ¡Una exfoliante! Con ella vas a arrastrar las células muertas e impurezas, además de activar la microcirculación. Una vez a la semana es suficiente.

Aplícala en la zona T, frente, nariz y barbilla. Es fundamental que la piel esté húmeda, la crema se deslizará mejor .Masajea haciendo movimientos circulares suaves con la yema de los dedos o ayúdate con un cepillo facial. Hazlo en la cara pero no te olvides del cuello, con cinco minutos basta .Retira el producto con abundante agua. Pero no te quedes aquí, aplica una mascarilla y el tratamiento será completo, como el de una top model. Más adelante hablaremos de ellas para que te resulte fácil.

Si la economía está achuchada y no es el momento de invertir en cremas, utiliza una exfoliante casera, entra dentro de la cosmética  natural.

Mezcla dos cucharadas de azúcar, una de aceite de oliva y otra de zumo de limón.¡Ya tienes una exfoliante!

Exfoliar la piel no es recomendable, ¡es necesario!

ACEITE DE BORRAJA, EL ANTIARRUGAS NATURAL

Viernes, julio 2, 2010 @ 06:07 AM
posted by Raquel
0 comments 3.004

visitas

La borraja es una planta con unas flores muy atractivas de color azul intenso. En la antigüedad, sus hojas se utilizaban para hacer infusiones y tratar las afecciones relacionadas con la garganta.
Actualmente son sus semillas la parte más preciada. De ellas por un procedimiento de presión en frío obtenemos el valorado “aceite de borraja”, con unas propiedades inigualables para la piel e indicado para luchar en la guerra contra la aparición de arrugas y estrías. Se caracteriza por su riqueza en ácidos grasos insaturados. Los contiene en las siguientes proporciones: ácido linoleico (30 – 40%), ácido oleico (18%) y ácido gammalinolénico (18 – 25%). Son ácidos grasos esenciales, es decir, aquellos que nuestro organismo no sintetiza y debemos aportar con la dieta diaria.
El AGL induce la formación de prostaglandinas, moléculas que impiden la inflamación, con acción vasodilatadora, que regulan la formación y liberación de coágulos.
Al tomar vía oral, estos tres ácidos grasos insaturados, nutrimos la piel desde el interior, desde las capas más profundas, algo que no consiguen todas las cremas. Impedimos que la piel se deshidrate, mejoramos su circulación capilar, reducimos la pérdida de colágeno y con ello fortalecemos su estructura y mejoramos su funcionamiento.
El aceite de borraja ayuda a cuidar la salud de tu piel, evita el envejecimiento prematuro y mejora su aspecto, aportando firmeza y suavidad.
Por todas sus propiedades es hoy un producto muy utilizado en dermocosmética, tanto en tratamientos de belleza, como para tratar patologías tipo dermatitis atópicas.
Lo podemos encontrar de forma individual o asociado con antioxidantes, como es el caso de Arkosol. En ambos casos la presentación es en cápsulas, fáciles de llevar y tomar. Son productos que ponen al alcance de todos secretos de belleza.