Categories

Archive for septiembre, 2013

COMO EXFOLIAR LA PIEL.

Jueves, septiembre 19, 2013 @ 05:09 PM
posted by Raquel
2 comments 26.006

visitas

En el post anterior os hablaba de la importancia que tiene eliminar las células muertas para lucir una piel suave y llena de luminosidad. Hoy os hablaré de cómo tenemos que hacerlo para obtener el efecto deseado. Como en todo es fundamental que nos informemos, y más cuando hablamos de salud y belleza.

Para eliminar las células muertas es imprescindible que hagamos una exfoliación. Como ya sabéis, la sensibilidad de la piel varía dependiendo de la zona de nuestro cuerpo que toquemos. Es fundamental que en este caso hagamos una especial distinción entre la cara y cuello, las zonas más ásperas como los pies, los codos y rodillas y el resto del cuerpo. A la hora de utilizar un producto, del tipo que sea, tiene que ser su abrasión adecuada para la zona a tratar, si no podríamos dañar la piel. Te doy varias claves para que tu exfoliación sea perfecta.

1.Nunca la hagas con la piel irritada, con cicatrices y en zonas extremadamente sensibles como el contorno de los ojos.

2.Al aplicar la exfoliante, haz movimientos circulares y en sentido ascendente, favoreces la circulación y la firmeza.

3.Asegúrate de tener la piel siempre limpia y seca para obtener el máximo efecto.

4.Dependiendo de la piel que tengas, hazlo una vez a la semana si tu piel es normal y dos si es muy grasa. Si te pasas en la frecuencia, arrastras la grasa natural y necesaria de tu piel y esto no es bueno, se dilatan mucho los poros.

5.Retira el producto con agua tibia y con los mismos movimientos circulares ascendentes que te lo aplicaste.

Y no desaproveches este momento para hacerte una hidratación profunda. Después de un peeling, la absorción es máxima y los efectos espectaculares.

¡Espero que tomes nota y desde ya, lo pongas en práctica. Te sorprenderás!

RECUPERA LA BELLEZA Y LA SALUD DE TU PIEL.

Viernes, septiembre 13, 2013 @ 05:09 PM
posted by Raquel
0 comments 1.471

visitas

Después del verano es fundamental que te mires al espejo y observes el aspecto de tu piel. Probablemente hayas estado en la playa y disfrutado de los días soleados. Si has tenido vacaciones, ¡genial!, tendrás la piel más relajada, un tono más bronceado, te verás mejor que en el mes de mayo que casi seguro estabas blanquecin@. Pero ojo con las posibles manchas y sequedad que han podido afectar a la belleza de tu cara. Hemos pasado muchos momentos al aire libre, el sol, la brisa, las altas temperaturas, el agua del mar, el cambio en tus hábitos a la hora de comer, beber, dormir,… Todo afecta a tu organismo, y como no, repercute en el aspecto de tu piel. Espero que hayas disfrutado al máximo, pero ha llegado el momento de que nos paremos y preocupemos por las necesidades que puede tener en este momento la piel. No te asustes, es muy sencillo y no implica mucho.

Es fundamental que tengamos claro que es la renovación celular y la importancia que tiene para el ser humano. Como su nombre indica es la capacidad que tienen las células para reproducirse, produciendo células que son idénticas a nivel genético, fisiológico y funcional respecto las células madre originales. Este proceso se da en las mucosas, huesos, sangre, tejidos,…. Es fundamental para que haya un buen funcionamiento de nuestro organismo. Cuanto más específico es un órgano, menor es su capacidad a la hora de renovarse.

Todos vemos como por muy morenos que nos pongamos, al final perdemos el color. Es un claro ejemplo de que esa capa de células se pierde y es suplantada por otra gracias a la renovación celular. Según los dermatólogos, la piel se renueva cada 30 días, un mes. En los bebes y personas muy jóvenes, la renovación es perfecta y la piel suele estar llena de luz y vitalidad. Cuando pasan los años…, tenemos que cuidarnos más. La renovación se ve afectada por la edad y diferentes factores como la alimentación, la temperatura a la que nos exponemos, la hidratación, la protección solar,…

Lo normal es que después del verano la piel esté más apagada, sin brillo, mate, y necesita urgentemente una renovación celular.

Siempre os hablo de la importancia que tiene una buena higiene, hidratación, protección y aquí debemos incluir la renovación celular. Es el momento perfecto para eliminar las células muertas y favorecer la regeneración de células nuevas, de esta forma recuperaremos la luz y aspecto saludable de nuestra piel.

El próximo día os hablaré de los diferentes métodos que podéis y debéis seguir.

¡Ánimo que aunque pierdas el moreno, recuperarás la salud, suavidad y belleza de tu piel!   

Te recuerdo que durante todo el año, una vez al mes debemos hacer una revisión de los lunares y manchas que tenemos en el cuerpo. La  aparición de cualquier cambio es fundamental para detectar el cáncer de piel  o melanoma de forma precoz. Es uno de los más agresivos y como siempre cogerlo a tiempo juega un papel crucial en su desarrollo.

Las personas que tienen mayor riesgo de padecerlo son las que tienen antecedentes familiares, ojos y piel claras, las que se queman con facilidad o sufrieron quemaduras en la infancia, las que pasan muchas horas expuestas al sol, o las que lo hacen en periodos cortos de tiempo en las horas más fuertes de sol, las que tienen más de 50 lunares y los que tienen un trasplante de órganos.

La incidencia del melanoma de piel está aumentando de forma considerable. No quiero darte el verano, pero sí recordarte que este hecho es una realidad para que tomes el sol con protección solar y mucho sentido común.

Para empezar, hazte un buen reconocimiento corporal. Toma nota de cómo hacerlo bien:

  1. Revisa tu cuerpo por delante y por detrás, un espejo te puede ayudar.
  2. Mira bien tu cara que es la que suele estar más horas expuesta al sol, incluye también el cuero cabelludo, con un peine si lo ves necesario.
  3. Tus manos son otra de las zonas que más se exponen al sol, fíjate entre los dedos y la palma de la mano.
  4. Tu brazo debe ser analizado por los dos lados, levántalo y no te olvides de la axila.
  5. Hazlo bien en el pecho, cuello y escote. Si eres mujer, mira debajo de las mamas y entre ellas.
  6. Bajamos y llegamos a las piernas, como el brazo deben ser revisadas por los dos lados, incluyendo los glúteos.
  7. Los pies trátalos como las manos, haz una visual por el empeine, la planta y entre los dedos.

Espero que no encuentres nada anómalo, pero si una mancha ha cambiado de tamaño, color o forma, te ha salido nueva y es diferente al resto, con forma asimétrica, de diferentes colores, mayor a 5mm, tiene volumen o aspecto rugoso, te pica o sangra,… Todo lo que notes diferente y ante la duda, acude a un dermatólogo.

Y si todo está bien, continúa con tus buenos hábitos de protección solar y prevención del melanoma. ¡Protégete por dentro y por fuera, toma complementos ricos en betacaroteno como Arkosol, aplícate con frecuencia tu solar y a disfrutar del verano!