Archive for octubre, 2011

Cuando hablamos de antioxidantes, hablamos de las sustancias que bloquean los radicales libres y por lo tanto el envejecimiento de nuestra piel. Los antioxidantes exógenos son los que aportamos en nuestra dieta y podemos controlar su ingesta. Toma nota y no lo olvides cuando te pongas a cocinar o te pidas un plato en un restaurante.

Aunque te parezca extraño, estamos hablando en realidad de las vitaminas, los minerales, los colorantes,… La composición de lo que te vas a comer, que aparte de disfrutar gastronómicamente, va a intervenir en el proceso de envejecimiento de tu piel. Están presentes  en gran cantidad en los vegetales, por eso es tan importante que consumamos frutas, verduras, legumbres, cereales y hortalizas…, productos de calidad.

Dentro de los minerales, podemos destacar el selenio (Se), cinc (Zn) y cobre (Cu).

Selenio: Un antioxidante que se ha relacionado con la disminución de incidencias en tumores de piel, mama y colon. Esta presente en la carne, pescado, frutas, verduras y cereales.

Cinc: Vinculado su poder antioxidante a la tonicidad y elasticidad de la piel. También actúa a nivel de defensas favoreciendo la inmunidad del organismo. Abunda el la carne, casquería, pescado, legumbres, huevos y cereales.

Cobre: Actúa favoreciendo la renovación celular, la síntesis de colágeno y elastina, componentes fundamentales de los vasos sanguíneos. Con acción antiinflamatoria y antiinfecciosa.

Si te quieres asegurar la toma diaria de minerales, también los puedes encontrar en tu farmacia como complementos alimenticios en cápsulas. Pregunta a tu farmacéutico y él te asesorará con la mejor recomendación.

EN OTOÑO…¡FRENA EL ENVEJECIMIENTO DE LA PIEL CUIDANDO TU ALIMENTACIÓN!

Domingo, octubre 16, 2011 @ 09:10 PM
posted by Raquel
2 comments 5.471

visitas

Cuando termina el verano, se nos cae el bronceado y recuperamos nuestro color natural de piel.Tod@s pensamos ¡qué horror!, se nos va ese color tan favorecedor y nos quedan las secuelas del exceso de sol que hemos podido padecer. Ahora queremos recuperar ese aspecto terso, luminoso y lleno de energía que tenía nuestra piel.

La exposición a los rayos ultravioletas disminuye la concentración de sustancias antioxidantes en la piel y sangre. Es aquí donde nuestra alimentación juega un papel muy importante. Dependiendo de los alimentos que comamos podemos modificar el estado de oxidación de nuestro organismo y por lo tanto, modificar también el estado de nuestra piel.

Como ya sabes, la piel envejece consecuencia de la oxidación celular que sufre tu organismo. La oxidación es un proceso natural, se produce cuando andamos, corremos, respiramos,…. Nuestro  metabolismo produce una sustancias llamadas radicales libres que actúan oxidando las células y con el paso del tiempo nos van deteriorando y haciendo envejecer. Pero el organismo es muy sabio y tiene un sistema de defensa para luchar contra la oxidación, los antioxidantes endógenos.

La edad avanzada y determinados factores como la exposición excesiva a los rayos solares, fumar, el estrés, la mala alimentación,…Aceleran el proceso de oxidación y hacen que necesitemos un aporte extra de antioxidantes exógenos para frenarla. Estos son los que podemos aportar a través de la dieta u otros suplementos.