Archive for octubre, 2010

¡MASCARILLA FACIAL! MEJORA EL ASPECTO DE TU PIEL SIN PHOTOSHOP

Miércoles, octubre 27, 2010 @ 10:10 PM
posted by Raquel
0 comments 2.888

visitas

Cuando vemos esos rostros perfectos, sin manchas, sin arrugas, llenos de luminosidad, que parecen no tener poros, pensamos…¿Por qué mi piel no está así?¿Te has parado a pensar también el tiempo que le dedicas?

Ya sabes que la higiene e hidratación son fundamentales, que hay que eliminar las células muertas e impurezas, pero aún puedes hacer más…

Una mascarilla es un tratamiento muy completo que actúa sobre las capas más profundas de la epidermis. Te ayuda a frenar el envejecimiento, borrar los signos de cansancio, rehidratar y mejorar tu aspecto siempre que utilices la indicada.

Las hay de diferentes tipos, la elección la debes hacer en función del tipo de piel que tengas y el efecto que busques.

Hay muchos factores que modifican su estado, como el paso del tiempo, la alimentación, el estrés, la hidratación,…También varían las necesidades que vas a  tener en cada momento, por eso lo ideal es alternarlas, asociarlas y probar con otras nuevas.

Que tu piel está seca, necesitas una mascarilla hidratante, con base de extractos vegetales o biológicos que permitan regenerar la película hidrofílica. Si por el contrario es grasa, lo recomendable sería utilizar una mascarilla más pura, a base de algas o arcillas. Y si hablamos de una piel madurita, tómatelo en serio utilizando una mascarilla nutritiva, reconstituyente y revitalizante.

Póntela siempre con la piel limpia, si la has exfoliado, mejor. Aplícala masajeando con movimientos circulares, terminando siempre en dirección ascendente. Para obtener el máximo efecto y una mejor penetración, relájate escuchando música, con un baño de espuma y velas, de la forma que más te apetezca…Mira la foto e imagínate en la bañera con tu mascarilla en momento zen…La dejas actuar  de 5 a 20 minutos y la retiras con agua a temperatura ambiente.Si vas a salir a la calle  no olvides la proteción solar,después de un tratamiento la piel está más sensible.

Tod@s tenemos una mascarilla en casa, vale un puré de plátano bien pasado, es apto para todo tipo de piel.

La mascarilla es el producto estrella cuando buscamos la belleza de forma inmediata. No te lo pienses más y búscale un hueco en tu agenda.

Si te notas la piel apagada, con tono grisáceo y falta de luz, es porque tu rostro necesita  que lo oxigenes y que hagas un tratamiento a fondo que le devuelva el brillo natural.

Como base debes limpiarte e hidratar la piel a diario. ¿La clave ?La constancia, no descuides esto bajo ningún concepto.

¿El secreto de la luminosidad? ¡Una exfoliante! Con ella vas a arrastrar las células muertas e impurezas, además de activar la microcirculación. Una vez a la semana es suficiente.

Aplícala en la zona T, frente, nariz y barbilla. Es fundamental que la piel esté húmeda, la crema se deslizará mejor .Masajea haciendo movimientos circulares suaves con la yema de los dedos o ayúdate con un cepillo facial. Hazlo en la cara pero no te olvides del cuello, con cinco minutos basta .Retira el producto con abundante agua. Pero no te quedes aquí, aplica una mascarilla y el tratamiento será completo, como el de una top model. Más adelante hablaremos de ellas para que te resulte fácil.

Si la economía está achuchada y no es el momento de invertir en cremas, utiliza una exfoliante casera, entra dentro de la cosmética  natural.

Mezcla dos cucharadas de azúcar, una de aceite de oliva y otra de zumo de limón.¡Ya tienes una exfoliante!

Exfoliar la piel no es recomendable, ¡es necesario!

¡DI ADIÓS A LAS MANCHAS QUE EL SOL HA DEJADO EN TU PIEL!

Sábado, octubre 16, 2010 @ 09:10 AM
posted by Raquel
0 comments 2.869

visitas

Es el momento perfecto para eliminar, o por lo menos atenuar, las manchas de tu piel. Son las huellas que este verano el sol te ha dejado consecuencia de una exposición excesiva. Aprovecha que ahora pasamos menos horas expuestos al sol y que las radiaciones son menos nocivas.

Pensarás…Me he aplicado protección solar pantalla total a diario, pero ahí están otra vez.

 Te preguntarás… ¿Es que no puedo tomar nada el sol? Que triste…

Cuando esto pasa, es porque tu piel está agotando su capital solar, su capacidad de defensa frente a los rayos solares. Lo que deberías haber hecho es exponerte menos horas al sol y aplicar cada dos horas el factor solar.

¡Ahora ha llegado el momento de eliminarlas! Aplícate una loción despigmentante  de acción local, ponla únicamente en la zona afectada y su efecto será progresivo. Mientras desaparecen, disimúlalas con un antiojeras clarito, cúbrelas con tu maquillaje habitual y pasarán a ser invisibles. Este invierno, sé precavida y prepárate para el próximo verano, fortalece la piel con cosmética natural, toma antioxidantes como la vitamina E o el licopeno, aceite de borraja para nutrirla desde el interior o complejos que asocian este tipo de componentes, altérnalos y juega con ellos, pero nunca olvides la protección solar.

¡Anímate, si te cuidas, puedes lucir una piel de photoshop!  

EL SOL ES UNA FUENTE DE ENERGÍA NATURAL QUE AUMENTA NUESTRAS DEFENSAS

Miércoles, octubre 6, 2010 @ 05:10 PM
posted by Raquel
0 comments 1.959

visitas

En otoño, los frecuentes cambios de temperatura hacen que la salud de muchas personas se resienta y bajen sus defensas.

¿Te has dado cuenta de que cuando pasas el verano al sol, durante el invierno el número de gripes y resfriados que padeces es menor? ¡El sol aumenta nuestras defensas! Las radiaciones solares aumentan el número de glóbulos blancos o leucocitos, las células que actúan como primera defensa del organismo frente una infección o cuerpo extraño. Los hay de diferentes tipos y cada uno desempeña una función específica.

Un Estudio de la Universidad de Copenhague, habla del papel que juegan los linfocitos T. Son células que circulan inactivas por la sangre y necesitan la vitamina D para activarse, poder detectar, perseguir y matar a las bacterias responsables de una posible infección.

La vitamina D, también conocida como “vitamina del sol”, la podemos obtener a través de la dieta o gracias a los rayos ultravioletas solares. Estas radiaciones, transforman un tipo de colesterol que tenemos en la piel en vitamina D disponible para el organismo, y en este caso para activar los linfocitos T.

Tomando el sol 15 minutos al día, nos aseguramos  aportar la dosis diaria recomendada de vitamina D.