Archive for julio, 2010

DIETA ANTIOXIDANTE, ESPECIALMENTE EN VERANO

Jueves, julio 29, 2010 @ 10:07 PM
posted by Raquel
0 comments 1.682

visitas

La mejor dieta para el organismo es comer de todo, seguir una dieta variada. “Los buenos hábitos alimenticios son sinónimo de salud”. Aunque puede sonar a sacrificio y monotonía, no es así, cuando a diario seguimos unas pautas de alimentación sanas, nos podemos permitir el lujo de un par de días a la semana olvidarnos de todo y comer lo que nos apetece, aunque no sea lo más recomendable. Al final te acostumbras, tu organismo lo agradece, te sientes mejor y se refleja en tu piel.

Una dieta equilibrada es la que de forma personalizada nos aporta la energía necesaria, nos permite mantenernos o conseguir el peso ideal, aportando las vitaminas y minerales en cantidades suficientes a las requeridas por nuestro organismo. Los alimentos en función de su composición se dividen en grupos, que debemos consumir en las siguientes proporciones: 50-55% hidratos de carbono, 30-35% grasas y 10-15% proteínas.

En verano, a esto debemos sumar la influencia de las radiaciones solares y contrarrestar su efecto aportando en la dieta una mayor concentración de antioxidantes. Destacando la vitamina C y E, minerales como el selenio, cobre, zinc, el betacaroteno, flavonoides e isoflavonas. Los podemos encontrar en frutas, verduras, pescados, aceites,…

Vit. C: Muy abundante en las frutas (kiwi, cítricos, mango, piña, fresas,…)

Vit. E: Aceite de oliva, soja, frutos secos, vegetales de hoja verde, germen de trigo.

Selenio: Carnes, pescados, mariscos, huevos, fruta, verduras y cereales integrales.

Cobre: Pescado, marisco, hígado, verduras de hoja verde y cereales integrales.

Zinc: Carnes, vísceras, pescados, huevos, legumbres y cereales.

Betacaroteno: Verduras de hoja verde o rojo anaranjado-amarillento y frutas como albaricoques, cerezas, melón y melocotón.

Isoflavonas: En la soja y derivados.

Flavonoides: La familia de las coles, verduras de hoja verde, cítricos, frutas rojas y moradas.

RELACIÓN DIETA Y PIEL

Miércoles, julio 21, 2010 @ 08:07 AM
posted by Raquel
0 comments 1.544

visitas

Nuestra dieta juega un papel muy importante a todos los niveles y a veces no somos conscientes de la repercusión que tiene en nuestro organismo y como no, en nuestra piel.

La toma de diferentes alimentos repercute en la oxidación celular, un proceso natural que se produce al realizar actividades como respirar, caminar, comer, hacer deporte,… Este proceso se produce consecuencia de la existencia de radicales libres, células incompletas que buscan estabilizarse utilizando células sanas, las dañan y transforman en nuevos radicales libres. Como consecuencia el organismo, incluida  la piel, envejece y aumenta el riesgo de padecer enfermedades degenerativas como el cáncer.

A diario, nuestro organismo lucha en contra del proceso oxidativo generando enzimas antioxidantes que neutralizan los radicales libres. El problema aparece cuando estos son superiores a los que el cuerpo puede hacer frente. Ahí es donde tenemos que intervenir aportando en la dieta alimentos ricos en antioxidantes. No lo olvides, “somos lo que comemos”. En verano, la concentración de antioxidantes en tu piel disminuye y si no nos protegemos de las radiaciones solares, más.

La próxima semana hablaremos de la dieta recomendada y alimentos cuya composición es rica en antioxidantes. Verás lo sencillo que es, lo bien que te encuentras y como tu piel lo agradece.

ERRORES QUE TU PIEL NO PERDONA

Miércoles, julio 14, 2010 @ 08:07 PM
posted by Raquel
0 comments 2.098

visitas

1. Desconocer tus antecedentes familiares sobre el cáncer de piel.

El cáncer de piel lleva un componente genético y por lo tanto, tiene cierto carácter hereditario. Debes poner especial atención con el sol si en tu familia tienes antecedentes genéticos. El riesgo de padecer un melanoma (cáncer de piel) se triplica si tu antecesor es de primera línea y se duplica si es de segunda línea, abuelos, tíos,…

2. No elegir el factor de protección correcto.

Debemos utilizar productos específicos, aplicarlos quince minutos antes de exponernos al sol y repetir la aplicación con frecuencia.

3. Debemos hidratarnos, a ser posible con agua y zumos, tomando 1,5-2 litros diarios.

4. Nutrir la piel aportándole los componentes que necesita y sobre todo, en las estaciones que más nos exponemos al sol, la piel necesita que la cuiden.

5. No tener en cuenta que el tabaco es un factor de riesgo.

Aunque fumes poco, debes saber que el tabaco sensibiliza y debilita tu piel ante el sol. Sus toxinas hacen que la piel envejezca antes y desequilibra la melanina (pigmento responsable del color de piel). Te pueden salir manchas antes de tiempo, aunque lo peor, es que te puede dañar el ADN celular.

6. Pensar que el sol de la calle no daña.

¡Protégete a diario!

7. Creer que estar morena es sinónimo de estar protegida.

Es cierto que la piel morena tiene más melanina y menos predisposición a sufrir daños, pero si no te proteges, terminarás padeciendo los efectos solares como la más blanquita.

8. No autochequear la piel, antes y después del verano.

9. Pensar que tus pecas son sólo un rasgo gracioso.

No son tan inocentes, si con el sol aumentan o salen nuevas, es por que lo has tomado en exceso.

VITAMINA E, UN NUTRIENTE ANTIOXIDANTE.

Lunes, julio 12, 2010 @ 07:07 AM
posted by Raquel
0 comments 2.504

visitas

La piel es la primera barrera física de nuestro organismo, nos separa del exterior y nos pone en contacto con el medio. Está continuamente expuesta y condicionada por factores tanto internos como externos que alteran su funcionamiento. En alguna ocasión todos nos hemos arañado, quemado y la piel se ha irritado. Interiormente le afecta el estado de nuestras defensas, grado de hidratación, nutrición, etc…

Los científicos estudian la relación que existe entre dieta y piel para conseguir que ésta se encuentre en condiciones óptimas. Se ha visto que dentro de los nutrientes fotoprotectores, la vitamina E, juega un papel importante y se continúa investigando sobre su ingesta vía oral.

Si la aplicamos vía tópica antes de exponernos al sol, disminuye la aparición del eritema o quemadura solar, los efectos dañinos del sol.

Las radiaciones ultravioletas (UVA y UVB) actúan sobre las células produciendo radicales libres que son los responsables de la aparición de arrugas, eritemas y daños cutáneos a largo plazo.

La vitamina E  es un nutriente con un potente efecto antioxidante, capaz de neutralizar los radicales libres, evita la oxidación de las células, proteínas, lípidos y material genético (ADN y ARN). También disminuye la necesidad de vitamina A, potencia la acción del betacaroteno y vitamina C (ambas antioxidantes) y estimula el sistema inmune aumentando nuestras defensas.

Cuando exponemos la piel al sol, se ha visto que los niveles de antioxidantes descienden. Si aportamos vitamina E, conseguimos aumentar la concentración de antioxidantes a nivel cutáneo y así protegemos  la piel de los indeseados radicales libres, responsables del envejecimiento celular.

Todo son beneficios, pero no podemos olvidar que es liposoluble, nuestro organismo no la elimina por la orina. Esto implica que su consumo debe estar controlado y no debemos sobrepasar la dosis diaria recomendada, siendo de 10 a 12 mg. para una persona adulta.

ACEITE DE BORRAJA, EL ANTIARRUGAS NATURAL

Viernes, julio 2, 2010 @ 06:07 AM
posted by Raquel
0 comments 2.859

visitas

La borraja es una planta con unas flores muy atractivas de color azul intenso. En la antigüedad, sus hojas se utilizaban para hacer infusiones y tratar las afecciones relacionadas con la garganta.
Actualmente son sus semillas la parte más preciada. De ellas por un procedimiento de presión en frío obtenemos el valorado “aceite de borraja”, con unas propiedades inigualables para la piel e indicado para luchar en la guerra contra la aparición de arrugas y estrías. Se caracteriza por su riqueza en ácidos grasos insaturados. Los contiene en las siguientes proporciones: ácido linoleico (30 – 40%), ácido oleico (18%) y ácido gammalinolénico (18 – 25%). Son ácidos grasos esenciales, es decir, aquellos que nuestro organismo no sintetiza y debemos aportar con la dieta diaria.
El AGL induce la formación de prostaglandinas, moléculas que impiden la inflamación, con acción vasodilatadora, que regulan la formación y liberación de coágulos.
Al tomar vía oral, estos tres ácidos grasos insaturados, nutrimos la piel desde el interior, desde las capas más profundas, algo que no consiguen todas las cremas. Impedimos que la piel se deshidrate, mejoramos su circulación capilar, reducimos la pérdida de colágeno y con ello fortalecemos su estructura y mejoramos su funcionamiento.
El aceite de borraja ayuda a cuidar la salud de tu piel, evita el envejecimiento prematuro y mejora su aspecto, aportando firmeza y suavidad.
Por todas sus propiedades es hoy un producto muy utilizado en dermocosmética, tanto en tratamientos de belleza, como para tratar patologías tipo dermatitis atópicas.
Lo podemos encontrar de forma individual o asociado con antioxidantes, como es el caso de Arkosol. En ambos casos la presentación es en cápsulas, fáciles de llevar y tomar. Son productos que ponen al alcance de todos secretos de belleza.